sábado, 9 de septiembre de 2017

Subsistencia de Prenda

La falta de reinscripción de la Prenda no obsta a la subsistencia del derecho real si el crédito y privilegio fueron verificados.
Es una excepción que hay que tener en cuenta en el caso de un concurso preventivo
BANCO DE INVERSION Y COMERCIO EXTERIOR S.A. c/
INGENIERO GUILLERMO MILIA S.A. s/EJECUTIVO
BANCO DE INVERSION Y COMERCIO EXTERIOR S.A. c/
INGENIERO GUILLERMO MILIA S.A. s/EJECUTIVO
Expediente N° 5177/2012/CA1
Juzgado N° 10 Secretaría N° 100
Buenos Aires, 6 de junio de 2017.
Y VISTOS:
I. Viene apelada la resolución de fs. 325, por medio de la cual la
Sra. juez de primera instancia rechazó la pretensión de la actora a los efectos de
que se intime a la emplazada a poner a su disposición los bienes prendados, bajo
el apercibimiento que precisó (ver fs. 315).
Para decidir de ese modo tuvo en consideración que la prenda se
encontraba caduca, señalando, además, que tal medida no podía fundarse
tampoco en el embargo de esos bienes, ya que la requerida se encontraba
concursada preventivamente.
II. A fs. 326 apeló la parte actora y fundó su recurso con el
memorial de fs. 334/336.
III. Se adelanta que la pretensión bajo estudio será admitida.
De modo preliminar cabe dejar aclarado que por tratarse de un
proceso de ejecución de garantía real (ejecución prendaria), queda exceptuado
del régimen del fuero de atracción propio del concurso preventivo (arg. art. 21
inc. 1° L.C.Q), de modo que no existe óbice para decidir la cuestión propuesta.
Ahora bien, ha sido sostenido por la jurisprudencia –en posición
que se comparte-, que cuando ha mediado verificación del crédito y del privilegio
especial a favor del acreedor, éste cuenta con un título inimpugnable una vez
firme la decisión, de modo que la omisión de reinscripción prevista por el art. 23
de la ley 12.962 no obsta a la subsistencia del derecho real, siendo la prenda
ejecutable en esas condiciones (CNCom, Sala B, en autos “Merex Argentina S.A.
s/ quiebra s/ inc. revisión por Banco de Italia y Río de la Plata”, del 20/05/86;

dictamen fiscal n° 79853, en autos “Era SAIC s/ quiebra s/ inc. revisión por la
fallida al crédito del Banco Juncal”, del 14/10/98; en similar sentido, Sala D, en
autos “Transporte Automotor Varela S.A. s/ concurso s/ inc. de impugnación por
Rodolfo Picado”, del 16/02/88; Sala A, en autos “Pesquera San Jorge S.A. s/
quiebra s. inc. de verificación por Banco Latinoamericano S.A. (En liq)”, del
07/04/95; Sala E, en autos “Simonassi Lyon S.A. s/ concurso preventivo”, del
04/09/09; ST Jujuy, Sala I, en autos “Vercellone Hermanos S.M.C”, del
22/03/84, ED 109-244; entre muchos otros).
Tal supuesto se verifica en la especie, de donde surge que el crédito
de marras fue insinuado e incorporado al pasivo concursal con privilegio
especial, con anterioridad a que se produjese la caducidad registral (ver fs. 255 y
fs. 328/333).
Cabe recordar que en la prenda con mantenimiento de la tenencia
de parte del prendador, la inscripción del contrato en el registro sustituyó el viejo
molde romano donde la tradición –no aplicable en este modelo- operaba como
mecanismo de publicidad del acto realizado, siendo esa inscripción la que la
torna oponible a terceros acreedores (Alvo, “Prenda con registro. Estudio
jurídico, analítico y comparado”, T. II, pág. 285, 319, edit. Depalma, 1969).
La caducidad de dicha registración por el transcurso del tiempo
hace cesar su oponibilidad frente a terceros, haciendo desaparecer frente a éstos
la garantía prendaria, y extinguiendo el ius praeferendi y el ius persequendi que
le asistía al acreedor.
Y ello es así, aun cuando este último cuente con sentencia a su
favor dentro del marco de la ejecución prendaria que hubiese iniciado, puesto que
más allá del carácter meramente formal de tal reconocimiento, los alcances de tal
decisorio -dictado en ese juicio individual- no han de trascender del ámbito
subjetivo (actor – demandado) al que se encuentra acotado.

Tal hipótesis torna necesaria la reinscripción de la prenda antes de
su vencimiento, a los efectos de hacer valer el privilegio inherente al derecho de
garantía prendario.


La situación es distinta cuando, como en el caso, el acreedor se
presenta y obtiene en el marco concursal el reconocimiento de su crédito y
privilegio.


Por lo pronto, aquella sentencia, a diferencia de la obtenida en el
juicio ejecutivo, produce efectos de cosa juzgada material, en el sentido de que –
en principio- lo así decidido no podrá revisarse en juicio posterior.
Y además, no sólo produce efectos entre acreedor y deudor, sino
que ella también resulta oponible frente a los demás legitimados para intervenir
en ese trámite universal, lo hayan hecho o no.
En ese contexto, parece claro que el reconocimiento del privilegio
con tal alcance torna innecesaria la reinscripción del contrato prendario, a fin de
mantener la vigencia de la garantía real.
Por tales razones, corresponde entonces decidir la cuestión del
modo adelantado.
IV. Por ello se RESUELVE: hacer lugar al recurso de apelación
interpuesto y revocar la resolución apelada.
Notifíquese por Secretaría.
Oportunamente, cúmplase con la comunicación ordenada por el art.
4° de la Acordada de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación 15/13,
del 21.5.2013.
Hecho, devuélvase al Juzgado de primera instancia.
Firman los suscriptos por encontrarse vacante la vocalía n° 8 (conf.
art. 109 RJN).
JULIA VILLANUEVA
EDUARDO R. MACHIN
RAFAEL F. BRUNO
SECRETARIO DE CÁMARA.

No hay comentarios.: