jueves, 18 de mayo de 2017

DOMICILIO INTIMACION DE PAGOS POR DEUDAS DE EXPENSAS

CAMARA CIVIL - SALA H
30955/2001. CONS. PROP. AV. DE MAYO 702/52 ESQ.
CHACABUCO 61/73 c/ SILENZI PATRICIA Y OTRO s/
EJECUCION DE EXPENSAS
Buenos Aires, de abril de 2017.- LF fs. 634
AUTOS Y VISTOS; Y CONSIDERANDO:
Vienen estos autos a la Alzada para resolver el recurso de
apelación interpuesto a fs. 613, concedido a fs. 614, contra la decisión
de fs. 611/12. El memorial obra agregado a fs. 615/22 y fue
contestado a fs. 627/9.-
I.- Cuestiona la recurrente lo dispuesto en la resolución
obrante a fs. 611/2 donde se desestimó el planteo de nulidad de la
intimación de pago que formulara a fs. 574/83. Centra esencialmente
su crítica en que no se haya admitido la nulidad interpuesta respecto
de la diligencia donde se practicara la intimación de pago.
Cabe señalar primeramente, que no existe “la nulidad por
la nulidad misma”, por lo que debe existir indefensión real de la parte
interesada en la declaración de nulidad, a lo cual cabe agregar que las
nulidades procesales son todas relativas resultando preciso para la
admisión de la misma, que existan vicios que afecten a los sujetos o
elementos del proceso (v. Falcon, Enrique, “Tratado de Derecho
Procesal Civil y Comercial” Tomo I pág. 675/676 y 679).- Asimismo,
debe también destacarse que la nulidad debe ser considerada como un
remedio último y de excepción (v. CNCiv. Sala J, 6/4/09, Expte.
J003183, Sumario 0018962).-
En este orden de ideas, se examinará la cuestión traída a
conocimiento de este tribunal.-
Analizados los antecedentes de la presente causa, es de
destacar que en autos la presente demanda se dirigió contra la Sra.
Patricia Silenzi, en su carácter de propietaria de la unidad funcional
cuyas expensas se adeudan, sita en la Av. de Mayo 750/52 esquina
Chacabuco 61/73, Piso 2do.
El mandamiento de intimación de pago fue diligenciado
en ese domicilio bajo responsabilidad de la parte actora (ver fs. 122).
En ese sentido se ha señalado que “la intimación debe ser
al domicilio real del deudor y dado que normalmente las
reglamentaciones establecen que los propietarios fijen su domicilio en
la unidad funcional de la cual son dueños, allí puede practicarse
válidamente” (Cfr. Abreut de Begher Liliana “Cobro de Expensas en
el régimen de Propiedad Horizontal”, pág. 110 Ed. Quorum).
Ahora bien, del reglamento de copropiedad y
administración surge que en el artículo segundo se dispuso que: “…
los copropietarios actuales y futuros que no habiten el inmueble
deberán convenir por escrito con el consorcio, mediante el
administrador, domicilio especial dentro de la jurisdiccion establecida
en el presente Reglamento. De no convenirse lo antedicho, las
notificaciones, citaciones y comunicaciones valdrán en cualqueir
unidad del edificio de la cual el omiso sea propietario, quienesquiera
fueran los ocupantes” (ver fs. 22vta./23).
De conformidad con lo expuesto, el ejecutado no ha
logrado demostrar que hubiera dado cumplimiento a ello como
tampoco que el administrador debió conocer de manera precisa que no
habitaba en el lugar cuando era carga suya el notificar cualquier
modificación del domicilio.
Por las razones dadas, se rechaza la apelación
interpuesta.
II.- Las costas por la intervención de esta alzada deberán
ser soportadas por la apelante vencida (arts. 68 y 69 del Código
Procesal).
III.- Por las razones dadas, el tribunal RESUELVE:
Confirmar la resolución de fs. 611/12; con costas.- REGISTRESE y
NOTIFIQUESE a la partes por SECRETARIA.- Cumplido,comuníquese al CIJ (Ac. 15/2013 y 24/2013 CSJN) y devuélvase.

No hay comentarios.: