miércoles, 11 de enero de 2017

CODIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION ~ CONDOMINIO ~ EJECUCION DE EXPENSAS ~ EXPENSAS COMUNES ~ PROPIEDAD HORIZONTAL ~ SUBROGACION ~ SUBROGACION LEGAL

Ejecución expensas condominio. Propiedad Horizontal
Voces: CODIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION ~ CONDOMINIO ~ EJECUCION DE EXPENSAS ~ EXPENSAS COMUNES ~ PROPIEDAD HORIZONTAL ~ SUBROGACION ~ SUBROGACION LEGAL

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala M(CNCiv)(SalaM)
Fecha: 24/08/2016
Partes: Cons. de Prop. Edif. 3807 Zona Norte de French 3034/36 c. Carrillo y Campolieti, Teresita y otros s/ ejecución de expensas
Publicado en: LA LEY 12/12/2016, 12/12/2016, 9
Cita Online: AR/JUR/61402/2016

Hechos:
El condómino codeudor de expensas que abonó el total de lo adeudado inició ejecución contra los restantes obligados. El juez mandó a llevar adelante la ejecución y la Cámara confirmó el decisorio.

Sumarios:
1. La ejecución de expensas intentada por el cóndomino que abonó el total contra los demás obligados es procedente, aunque con la salvedad que el reclamo solo puede efectivizarse respecto de cada codeudor hasta el importe de su parte, pues ello resulta consecuencia directa de la subrogación legal admitida en autos y no impugnada por los recurrentes (art. 915, Código Civil y Comercial).
2. Cuando una unidad funcional pertenece a más de un dueño, la obligación del pago de las expensas es indivisible, no como consecuencia del régimen de condominio, sino derivado de la situación de indivisibilidad de la prestación correspondiente, más allá de la índole del objeto.
3. Dado que la obligación de pagar expensas es indivisible, cuando la unidad funcional no corresponde a un propietario individual sino a condóminos, cualquiera de ellos puede ser ejecutado por el todo, sin perjuicio de la acción recursoria que pueda ejercer contra los restantes deudores, en los términos del art. 915, inc. a del Código Civil y Comercial.

Texto Completo:
2ª Instancia.- Buenos Aires, agosto 24 de 2016.
Considerando: I. Se elevaron estas actuaciones a conocimiento del Tribunal con motivo del recurso de apelación interpuesto a fs. 504 por el letrado apoderado de los coejecutados Miguel Ángel, Teresita y María Cristina Carrillo, contra el decisorio de fs. 500/503 en el cual la Magistrada de grado rechazó la nulidad de la intimación de pago interpuesta por los deudores, denegó la compensación solicitada por aquéllos y desestimó la revisión de los intereses fijados.
En el memorial que obra a fs. 506/514, sostienen que la resolución atacada no rebatió la totalidad de los argumentos expuestos por los recurrentes. Además, añaden que la acción ejecutiva por el crédito de expensas no puede ser subrogada por un codeudor solidario que paga la deuda y que resulta improcedente la ejecución del monto total del saldo sin previa discriminación de la parte que corresponde a cada codeudor.
Corrido el traslado pertinente, fue contestado a fs. 516/517.
II. La presente ejecución fue iniciada por el consorcio contra los condóminos del inmueble sito en French 3034/36, unidad funcional nro.1 de esta ciudad (cfr. informe de dominio de fs. 46 y copia de la declaratoria de herederos de fs. 47), por el cobro de las expensas adeudadas con relación al período comprendido entre los meses de agosto del año 2006 y agosto del 2011. A fs. 266/268 se rechazaron las excepciones opuestas por los coejecutados Miguel Ángel, Teresita y María Cristina Carrillo y se dispuso mandar a llevar adelante la ejecución, fijándose el interés correspondiente. Dicho pronunciamiento fue confirmado por esta Sala conforme decisorio de fs. 292/294.
A fs. 306 los restantes condóminos y codeudores en autos practicaron liquidación de la deuda y depositaron las sumas respectivas, otorgándolas en pago al consorcio. La Juez de grado tuvo a los presentantes, por subrogados en los derechos del acreedor en función de las sumas abonadas al consorcio (cfr. fs. 318, pto. III).
Los codeudores subrogados informaron en la presentación de fs. 420 haber abonado al acreedor la suma $ 112.281,05 (cfr. liquidación aprobada a fs. 318, apartado II), de los cuales $ 37.427 eran adeudados por los 3 apelantes en partes iguales. A su vez, ampliaron el reclamo por expensas abonadas desde el mes de diciembre del año 2011 y en concepto de honorarios regulados al letrado patrocinante del consorcio. A fs. 422, la a quo intimó de pago a los accionados por el monto de $ 37.427 más intereses y desestimó el pedido de ampliación. En respuesta a las respectivas intimaciones, los recurrentes solicitaron la nulidad de la ejecución y el pedido de declaración de compensación legal, defensas que motivaran la resolución de fs. 500/503 atacada.
III. Es preciso señalar que es vasta la doctrina y jurisprudencia que tiene dicho que, como ocurre en el caso, cuando una unidad pertenece a más de un dueño, la obligación del pago de las expensas es indivisible; pero ello, no como consecuencia del régimen de condominio aplicable en las relaciones de los dueños entre sí, sino derivado de la situación de indivisibilidad de la prestación correspondiente, más allá de la índole del objeto (cfr. esta Sala, R. 378620; en igual sentido: Sala A, 12/12/1994, Jurisp. Cám. Civ.,sum.6039, entre otros).
En este sentido, dado que la obligación de pagar expensas es indivisible, cuando la unidad funcional no corresponde a un propietario individual, sino a condóminos —como ocurre en autos—, cualquiera de ellos puede ser ejecutado por el todo, sin perjuicio de la acción recursoria que pueda ejercer contra los restantes deudores (“Cód. Civil y Comercial de la Nación Comentado”, Ed. Infojus, Directores Marisa Herrera-Gustavo Caramelo-Sebastián Picasso, págs. 111/112, comentario al Art.814)
En el caso en estudio, los codeudores presentados a fs. 306 abonaron la totalidad de la deuda reclamada por el consorcio y solicitaron subrogarse en los derechos del acreedor en cuanto a lo que excede su participación en la deuda, petición que fue admitida por la Magistrada de grado a fs. 318, apartado III en los términos del art. 915, inciso a) del Cód. Civil y Comercial. Tal pronunciamiento no fue cuestionado en su oportunidad por los apelantes y, por consiguiente, resulta una decisión firme en la causa, no susceptible de cuestionamiento en esta Alzada. De allí que la pretendida nulidad de la ejecución no puede prosperar en los términos pretendidos por los apelantes.
La subrogación legal importó el derecho de los codeudores subrogados a reembolsarse de los demás coobligados la parte que a cada uno de ellos les correspondía (Lafaille, Héctor, Bueres-Mayo, “Derecho Civil - Tratado de las Obligaciones”, La ley, Tomo II, 2° ed. Actualizada y ampliada, pág. 686, nro. 420) y para ello cuentan con las acciones recursorias o de regreso.
Sin embargo, tal como afirman los recurrentes en sus agravios, las acciones mencionadas se dividen entre los deudores pasibles de ella según la participación que cada uno tiene en la deuda (art. 820 del Cód. Civil y Comercial).
De lo expuesto se colige que la intimación de pago dispuesta contra los incidentistas en el marco de las presentes actuaciones (fs. 422) resulta consecuencia directa de la subrogación legal admitida en autos y no impugnada por los recurrentes (confr. art. 915 del Cód. Civil y Comercial). En este sentido, ordenar que el reclamo de los subrogados se realice por la vía ordinaria, implicaría no solo violentar principios de economía procesal sino, además, indagar sobre una cuestión que se encuentra firme en autos.
Por otra parte, si bien asiste razón a los apelantes en cuanto al hecho que la intimación de pago debía realizarse a cada obligado solo por el monto correspondiente a su cuota respectiva y no por el total del saldo, como se ordenara en la instancia de grado, cabe recordar que la negativa de la deuda que se reclama por ser mayor y no depositar la que se considere adeudada, no basta para pronunciar la nulidad de la ejecución.
En consonancia con lo expuesto, no puede olvidarse que constituye presupuesto de la admisibilidad de la nulidad de la ejecución que el agraviado, al deducirla, articule excepciones o proceda a depositar la suma fijada en el mandamiento de pago, de acuerdo a lo normado por el art. 545 del Código Procesal, extremos que no ocurrieron en autos.
En atención a las premisas señaladas, por encontrarse los subrogados debidamente facultados para reclamar a los restantes coobligados el reembolso de las sumas abonadas en exceso a sus respectivas participaciones en la deuda, aunque con la salvedad que dicho reclamo solo puede efectivizarse respecto de cada codeudor solo hasta el importe de su parte, corresponde rechazar los agravios esgrimidos en cuanto a la pretensa nulidad de la ejecución.
IV. Respecto al pedido de compensación legal, toda vez que los apelantes expresaron en sus agravios que solo para el caso de hacerse lugar a la nulidad de la ejecución correspondía ocuparse de la compensación alegada, en función de lo decidido en los apartados precedentes, no corresponde avocarse en la aludida cuestión.
Sin perjuicio de ello, asiste razón a la magistrada de grado en cuanto a que el crédito invocado no es susceptible de habilitar la compensación en el marco de estas actuaciones. En efecto, los demandados afirman haber pagado la suma de $58.500 (cfr. fs. 441) pero esa documental no fue reconocida por los ejecutantes en estos autos ni tampoco en la causa nro. 35.302/2007, caratulada “Campoleti Ester Carmen s/incidente civil”, que fuera remitida junto con el expediente en estudio y que para este acto se tiene a la vista.
De ello se sigue que los créditos no resultan homogéneos ni el reclamo de los coejecutados exigible en los términos del art. 923 del Cód. Civil y Comercial y art. 544, inciso 7 del Código Procesal.
V. Por las consideraciones expuestas, el Tribunal resuelve: 1) Confirmar la resolución de fs. 500/503 en lo que fuera materia de agravio. 2) Mandar a llevar adelante la ejecución contra Miguel Ángel, Teresita y María Cristina Carrillo, debiendo liquidarse la deuda correspondiente a cada uno de los tres codeudores por el monto ajustado a su respectiva participación. 3) Con costas a los vencidos (arts. 68 y 69 del Código Procesal). Regístrese, notifíquese a las partes por Secretaria y, oportunamente, devuélvase al Juzgado de origen. Se hace saber que aquellas partes e interesados que no hayan constituido su domicilio electrónico quedarán notificados en los términos del artículo 133 del Código Procesal (conf. Acordadas n° 31/2011 y 38/2013 y Ac. 3/2015). — María I. Benavente. — Mabel de los Santos. — Elisa M. Díaz de Vivar

No hay comentarios.: