jueves, 5 de julio de 2012

PROPIEDAD HORIZONTAL. ACUSACIÓN CALUMNIOSA

PROPIEDAD HORIZONTAL. ACUSACIÓN CALUMNIOSA. Despido de la encargada de un edificio invocando, como justa causa, la comisión del delito de usurpación de la terraza. Denuncia penal entablada en su contra. DESESTIMACIÓN. Falta de pruebas que acrediten la comisión del delito atribuido. RESPONSABILIDAD DEL CONSORCIO DE COPROPIETARIOS. OBLIGACIÓN DE RESARCIR A LA ENCARGADA POR DAÑO PSÍQUICO Y TRATAMIENTO PSICOLÓGICO. Rechazo de la demanda entablada en forma particular contra uno de los copropietarios, que detenta la propiedad de varias unidades y que desempeña el cargo de presidente del Consejo de Administración. Demandado que nunca estuvo habilitado a presentar la denuncia, la que, conforme al Reglamento de copropiedad y administración, solo puede ser formulada por parte del administrador. SE CONFIRMA LA SENTENCIA APELADA Expte. N°50623/2006 - "Roca, Ofelia Josefa c/ Cons. de Prop. Alsina 1908 y Otros s/ daños y perjuicios" – CNCIV – SALA I – 08/05/2012 En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina , a los 08 días del mes de mayo del año dos mil doce, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala "I" de la Cámara Civil , para conocer de los recursos interpuestos en los autos: "Roca, Ofelia Josefa c/ Cons. de Prop. Alsina 1908 y Otro s/ daños y perjuicios" respecto de la sentencia corriente a fs.200/204 el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver: ¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada? Practicado el sorteo resultó que la votación debía hacerse en el orden siguiente: Dres. OJEA QUINTANA, CASTRO Y UBIEDO.//- Sobre la cuestión propuesta el DR. OJEA QUINTANA dijo: La sentencia de fs. 200/4 hizo lugar parcialmente a la demanda en tanto fue interpuesta contra "Consorcio de propietarios Alsina 1908", condenándolo a pagar a Ofelia Josefa Roca la cantidad de $ 20.300, con intereses y costas;; y la rechazó en cuanto fue entablada contra José Grinberg, con costas a la actora.- Sólo apeló esta última y expresó agravios a fs. 227/8, que no se respondieron, circunscribiendo su cuestionamiento a la desestimación de la demanda contra Grinberg.- No se discute que Ofelia Josefa Roca se desempeñaba como encargada del edificio del consorcio; que en noviembre de 2005 fue despedida invocándose como justa causa la usurpación de la terraza; que ese mismo mes se formuló además una denuncia en su contra por la comisión del delito previsto y reprimido por el art. 181 del Código Penal, la cual fue desestimada por el juez interviniente de conformidad con lo dictaminado por el Fiscal, para quien "la utilización de la terraza como lavadero y tendedero, y el hecho de que haya colocado macetas y un perro, por parte de Roca no () constituye delito alguno" (fs. 1, 46 y 47, causa 54.007/71 agregada por cuerda)); y que en el juicio iniciado por la señora Roca en el fuero laboral se consideró no acreditada la causa del despido, condenándose al consorcio a pagarle las indemnizaciones consecuentes, y también por daño moral (fs. 223/7 y 253/4, expte. 8.627/06 agregado por cuerda).- Así las cosas, Ofelia Josefa Roca promovió la demanda que origina estos autos persiguiendo la indemnización de los daños y perjuicios sufridos por la denuncia de marras, considerada calumniosa, demanda que el a quo admitió parcialmente. En efecto, si bien no hizo lugar al reclamo por daño moral por entender que lo resuelto en sede laboral hacía cosa juzgada sobre el punto, admitió los formulados en concepto de daño psíquico y tratamiento psicológico, condenando al consorcio a pagar a la actora la cantidad de $ 20.300. Pero solo al consorcio, ya que estimó que el codemandado Grinberg no fue autor de la denuncia causante de tales daños.- Como ya lo indiqué, la recurrente circunscribe su queja al rechazo de la demanda contra este último. Mas a mi modo de ver –lo adelanto- la crítica que expone no resulta fundada.- Cabe destacar ante todo que si bien en la demanda se mencionan otros hechos agraviantes, en el apartado "III.A) HECHO ANTIJURÍCICO" se describe la base del reclamo en estos términos: "En el caso de autos, el hecho antijurídico está constituido por la denuncia falsa y maliciosa efectuada por los codemandados que me atribuyeron la comisión de un delito del Código Penal (usurpación). No es dudoso, pues, que la conducta de los codemandados encuadra en lo dispuesto por el art. 1090 del Código Civil". De ese modo, el principio de congruencia recogido por los arts. 34 inc. 4° y 163 inc. 6° de la ley de forma impone considerar solo ese hecho como causa de la pretensión.- Ahora bien, tal denuncia fue formulada por Gonzalo Gabriel Esteves Cámara en su calidad de administrador del consorcio, en forma exclusiva (fs. 1, causa 54.007/71); y en tales condiciones y en ausencia de prueba en contrario, no puede ser también atribuida a José Grinberg.- En ese sentido, no basta con que éste fuese propietario de varias unidades del edificio y presidente del consejo de administración, ya que de acuerdo con el reglamento de copropiedad y administración el representante legal del consorcio habilitado para formular la denuncia era el administrador (fs. 42/66, arts. 21, 22 y 23); como tampoco el mal trato que habría dispensado a la señora Roca aludido en testimonios de Cardozo Portillo y Specioso (fs. 88 y 91, 7ª preg.), ni que como integrante de aquel consejo suscribiera la carta documento dirigida a la señora Roca comunicándole el despido "por la injuria grave del delito de usurpación" y una nota a los copropietarios informando sobre esa decisión y que "se ha entablado la correspondiente denuncia penal" (fs. 17/8 y 21), hechos anteriores o posteriores a la denuncia misma, la cual –reitero- solo podía ser formulada por el administrador del consorcio. Es cierto que en el juicio laboral Specioso dijo que "la actora le mostró una denuncia que había hecho el Sr. Grinberg… una demanda por usurpación" (fs. 122, 6ª preg.) y en este proceso que la decisión fue del administrador y de Grinberg (fs. 91, 13ª preg.), pero lo primero no condice con la denuncia en cuestión, según lo indicado precedentemente, y lo segundo se muestra como una afirmación sin suficiente respaldo ya que el testigo no vive en el edificio ni explica de qué modo le consta esa participación.- Voto pues para que se confirme la sentencia de fs. 200/4, con costas.- Por razones análogas, las doctoras CASTRO y UBIEDO adhieren al voto que antecede.- Con lo que terminó el acto.- María Laura Ragoni SECRETARIA INTERINA Buenos Aires, de mayo de 2012.- Por lo que resulta de la votación sobre la que instruye el Acuerdo que antecede, se resuelve: 1) confirmar la sentencia de fs. 200/204;; 2) imponer al recurrente las costas de esta instancia.- Los honorarios serán regulados una vez fijados los de la instancia de grado.- Regístrese y notifíquese.//- María Laura Ragoni SECRETARIA INTERINA Fdo.: Ojea Quintana - Castro – Ubiedo Citar: elDial.com - AA776A Publicado el 04/07/2012 Copyright 2012 - elDial.com - editorial albrematica - Tucumán 1440 (1050) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Argentina Dra. María Alejandra Pasquet Secretaria Académica FD y CsPs Delegada Superior Sede Regional Rosario Universidad Abierta Interamericana "Omnia in bonum"

No hay comentarios.: