lunes, 26 de diciembre de 2011

PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA.REQUISITOS


Prescripción adquisitiva. Requisitos. Tiempo por el que debe subsistir la posesión. Accesión de posesiones. Prueba de la posesión “ad usucapionem” de los antecesores
“Suárez, Roberto R. v. De la Vega, Dolores u otra”
Cámara en lo Civil y Comercial Común de Tucumán, sala 3
En la Ciudad de San Miguel de Tucumán,07 de septiembre de 2011, reunidos los Sres. Vocales de la Excma. Cámara en lo Civil y Comercial, Sala IIIa., Dr. Carlos Miguel Ibáñez e integrando Tribunal el Sr. Vocal, Sala Ia., Dr. Augusto Fernando Avila con el objeto
de conocer y decidir los recursos interpuestos contra la sentencia dictada en los autos caratulados “SUAREZ ROBERTO RAMON C/ DE LA VEGA DOLORES ó DE LA VEGA DE COLOMBRES LOLA Y OTRO S/ PRESCRIPCION ADQUISITIVA”; y abierta la vista pública, el Tribunal se plantea la siguiente cuestión: ¿ ESTA AJUSTADA A DERECHO LA SENTENCIA APELADA ?
Practicado el sorteo de ley para determinar el orden de la votación, el mismo dio el siguiente resultado: Dres.Carlos Miguel Ibáñez y Augusto Fernando Avila.-
EL Sr. VOCAL DR. CARLOS MIGUEL IBAÑEZ, DIJO:
1. Que vienen los autos para resolver el recurso de apelación interpuesto por el actor en contra de la sentencia de fecha 19/11/10 que no hace lugar a la demanda por prescripción adquisitiva por él interpuesta sobre el inmueble ubicado en calle Thames N° 312 de la Ciudad de Tafí Viejo, Provincia de Tucumán.
Los agravios del recurrente corren en el memorial de fs. 197/199; siendo contestados los mismos por la Sra. Defensora de Ausentes a fs. 202/206.
2. Expresa el recurrente que no puede el aquo manifestar que no acreditó su posesión ni la de su antecesora, cuando además de la escritura de cesión de derechos posesorios del 23/05/97, acompañó una cantidad de prueba documental, como plano de mensura, informe de dominio, comprobantes de pago en la Municipalidad de Taif Viejo de los períodos 3 y 4 del 2000, boletas de pago de tasa municipal, constancia de valuación de catastro, comprobante de renta municipal.
Señala que también se pasó por alto la escritura N° 568 de Setiembre de 1975 que acredita la compra por el actor del inmueble de Álvarez Condarco 1184 de Tafí Viejo, que es colindante con el terreno en cuestión.
Que acompaña un boleto de compraventa de automotor de fecha 19/2/1977 donde ya figura la calle Álvarez Condarco, acta de nacimiento y copia de DNI de la hija del actor que en 1978 figura este domicilio, comprobantes de pago de Obras Sanitarias y Grabacentro, facturas de Edet de fecha 27/7/97 y 12/7/97, informe de la Secretaría Electoral , de Mesa de Entradas Civil, facturas de Edet, copia de la sentencia del juicio De la Vega Dolores s/ Sucesión.
Afirma que se ha acompañado demasiada documental no valorada donde se probó que el actor poseyó animus domini el inmueble como continuador de la posesión que tenía Irma Lorenza Agüero.
Afirma que los testigos han declarado que el actor ha poseído el inmueble que es colindante con el de su propiedad por más de 20 años y que el actor puso un cuidador en el inmueble.
Se agravia de que el aquo considere que hay contradicción de las testimoniales con el informe vecinal de fs. 155, porque la persona que se menciona era el cuidador puesto por el actor en el terreno.
Señala que la inspección ocular da cuenta de que el terreno se encuentra parquizado y se encuentra conectado con la vivienda del actor.
3. El actor ha justificado que es cesionario de las acciones y derechos posesorios que le corresponderían Irma Lorenzo Agüero sobre el terreno, conforme lo ha acreditado con el boleto de cesión, con firmas debidamente certificadas de fecha 23/05/97 (fs. 6/8).
Por otra parte, no cabe duda que el actor tiene la posesión actual y efectiva del terreno materia de este juicio y que el mismo se encuentra parquizado con plantas y flores, plantas frutales y que está conectado y colindante con el inmueble de propiedad del actor, donde vive con su familia, ubicado en calle Álvarez Condarco N° 1184. La inspección ocular de fs. 161/162 y las testimoniales de fs. 147/149 resultan mas que elocuentes al respecto.
Las boletas de Rentas de la Municipalidad de Tafí Viejo son del año 1997 y 2000 el plano de mensura de fs. 79 es del año 1998 y el de fs. 83 es del año 2004. Las boletas de Edet de fs. 138/139 son del año 1997. En cuanto a las pruebas restantes corresponden al inmueble de calle Álvarez Condarco N° 1184, ajenas al inmueble objeto de la litis.
De allí que no se ha producido en autos prueba alguna tendiente a acreditar la efectiva realización de actos posesorios con anterioridad a la cesión de acciones y derechos posesorios realizada el 23/05/1997, puesto que por un lado, hasta esa fecha el actor no tenía la posesión del inmueble, posesión que se la reconoce a la cedente, y por otra parte, no hay pruebas de la efectiva posesión de la cedente con anterioridad a la cesión.
Si bien en éste juicio se ha producido una prueba suficiente parte del actor tendiente a acreditar en debida forma el nexo jurídico, el lazo de unión o vínculo jurídico, que le daría derechos sobre el predio que ocupa, no se han propuesto con igual énfasis los elementos de convicción necesarios para probar que la persona que formalmente le transmitiera esos derechos ejercía la posesión ad usucapionem de los terrenos.
Para el sucesor a título singular, que por no cumplir personalmente con el plazo del art. 4015 CC pretende unir su posesión a la de sus antecesores y en esas condiciones completar aquel recaudo legal, resulta indispensable que acredite la posesión ad usucapionem de aquellos. En tanto no se pruebe que quienes le cedieran sus derechos han realizado en la propiedad actos típicamente posesorios, que importen conductas sobre la cosa y que por tanto exterioricen la totalidad de los elementos que integran la posesión (el corpus y el animus), la simple prueba de la causa de la transmisión a los efectos que se trata resultará insuficiente.
Ha resuelto la doctrina judicial al respecto, que “se debe acreditar fehacientemente que su cedente ejerció derechos posesorios sobre el mentado bien, para lograr, por accesión de posesiones, completar el plazo de veinte años que exige el art. 4015 CC” (CC Morón, 2ª, 15-6-95, Juba 7 B2350182). También manifestó la jurisprudencia, que “si los accionantes por usucapión son cesionarios de la anterior poseedora del inmueble, necesariamente debe examinarse la prueba sobre la existencia de los actos posesorios realizados por la segunda y, luego, por sus causahabientes, pues la razón para explicar la accesión de posesiones prevista en el art. 4005 CC -que son distintas y separables entre sí- es la de que el autor traspasa a su sucesor a título singular los derechos y ventajas resultantes del estado de hecho de su posesión, y así, mediante la accesión, el prescribiente puede completar el tiempo transcurrido para la prescripción a su favor (DJ 1979- 2 p 38, sum. 173; Re. LL, XXXIX, 1979- JZ p 1612 nº 156).
Desde el momento en que la cesión de acciones y derechos posesorios de parte de Agüero a favor del actor Roberto Ramón Cruz ha tenido lugar el 23/05/97, y la presente demanda se ha entablado en fecha 30/03/2001, la acreditación de la adquisición del dominio por prescripción veinteañal por parte del actor, o que aquellos habían ejercido la posesión ad usucapionem por un plazo suficiente para que la complete el demandante, resultaba una condición insoslayable para la procedencia de esta acción, dado el escaso período de tiempo que había transcurrido para el cesionario desde la firma del boleto privado pertinente.
Siendo que la usucapión es una forma de adquisición del dominio sobre inmuebles siempre que se cumplan con las condiciones contempladas expresamente por la ley en el fundo, las que hacen esencialmente a la posesión que sobre el bien debe tener el usucapiente (pública, pacífica, ininterrumpida, durante el tiempo legal requerido, con ánimo de dueño), el a quo tiene razón al sostener que el prescribiente para completar el plazo requerido, debe necesariamente probar la posesión ejercida por sus antecesores.
“Al significar una variación en el carácter perpetuo del derecho de propiedad, la prescripción constituye un remedio excepcional, por lo que la prueba, en los procesos de usucapión, debe ser contundente, clara, precisa y convincente; debiendo, así mismo, ejercerse un mayor rigor y estrictez en la apreciación de los medios probatorios” (CSJ Tuc sentencia 681 del 31-08-2000). “Siendo la usucapión un medio excepcional de adquisición del dominio, la comprobación de los extremos exigidos por la ley para su procedencia debe efectuarse de manera insospechada, clara y convincente, y la valoración de estas circunstancia debe formularse con criterio restrictivo” (CCCC Sala III “Varela Martina Saturnina s/prescripción adquisitiva” del 18-04-1997; “Pérez Jesús W. S/prescripción adquisitiva” del 05-08-1997; “Mercado Blanca Rosa s/prescripción adquisitiva” del 25-11-1997).- “Una prueba imprecisa y poco convincente no resulta suficiente para declarar el progreso de la usucapión” (CCCC Sala III in re “Toledo Clara Rosa s/prescripción adquisitiva” del 18-08-2004)” (CCCC Sala III in re “Luft Albarracín Germán Enrique s/prescripción adquisitiva” del 16-04-2008).
Tampoco resulta suficiente como prueba de la posesión de la antecesora, la sola declaración de los testigos, toda vez que la antigüedad de la posesión no puede ser acreditada únicamente con la prueba testimonial (art. 1° del decreto 5768/58). Conforme se ha señalado, en el proceso de usucapión “la prueba reviste en esta materia una particular relevancia desde que está comprometido el orden público, que se vería vulnerado si se permitiese perder el dominio por una mera declaración de voluntad, no demostrándose fehacientemente el cumplimiento de los recaudos exigidos legalmente para su procedencia” (Cfr. Revista de Derecho Privado y Comunitario, 2011-1, pág. 580).
Por lo considerado, y siendo que no se ha acreditado en forma fehaciente los recaudos exigidos por la legislación en vigencia, voto por que se mantenga el fallo en recurso en cuanto declarara la improcedencia de esta acción.
Las costas de la alzada a la parte apelante (arts. 106 y 108 CPCC).
Es mi voto.-
EL Sr. VOCAL DR.AUGUSTO FERNANDO AVILA, DIJO:
Que estando de acuerdo con los fundamentos dados por el Sr. Vocal preopinante, se adhiere a los mismos, votando en igual sentido.-
Y VISTOS: El resultado de la votación consignada precedentemente, se :
RESUELVE:
I.- NO HACER LUGAR al recurso de apelación del actor contra el fallo de fecha 19 de noviembre de 2010 (fs. 185/187).
II.- COSTAS DE LA ALZADA a la parte apelante.
III.- HONORARIOS para su oportunidad.
HAGASE SABER.-
CARLOS MIGUEL IBÁÑEZ AUGUSTO FERNANDO AVILA
Ante mí:
MARIA LAURA PENNA DE CRUZ.-

No hay comentarios.: