jueves, 14 de abril de 2011

BARRIOS CERRADOS:Constitución según forma sociedad comercial

BARRIOS CERRADOS. Asociación urbanística y residencial, deportiva y cultural. Constitución bajo la forma de sociedad comercial.
Calidad de accionistas de los propietarios de cada parcela. Inescindibilidad -pactada y consentida- entre lote y acción. Imposibilidad de aplicar completamente la ley 19.550. Renuncia a la condición de accionista. DERECHO DE RECESO. Improponibilidad. COBRO
DE EXPENSAS COMUNES. Procedencia.
El caso: Una sociedad comercial, administradora de un barrio cerrado, inició acciones legales contra la propietaria de varias parcelas persiguiendo el cobro de una suma de dinero en concepto de gastos comunes, con más intereses. Con diversa argumentación la demandada resistió la pretensión: desconoció ella la calidad de administradora que la iniciante se atribuyó; impugnó el valor que ésta dio a los resúmenes de cuenta en los que fue sustentada la demanda, en tanto adujo que en ellos fueron incluidos gastos no acordados; adujo que la distribución de los gastos extraordinarios fue arbitraria, que la aplicación de los recursos comunes fue destinada a solventar gastos que no lo son y cuyo pago no comprometió, y que la sociedad -sin justificación alguna- no contribuyó respecto de lotes que le fueron cedidos por dos sujetos; cuestionó el contenido de las liquidaciones incorporadas a la litis por la actora,
y afirmó que ésta liquidó gastos soslayando la unificación de dos parcelas de su propiedad. El Sr. Juez a quo hizo lugar a la demanda por una suma inferior a la pretendida. Consideró el magistrado que, según lo dispuesto por la ley 8912 (art. 64.d) de la Provincia de Buenos Aires y su decreto reglamentario 9404/86, este tipo de urbanizaciones privadas combinan el derecho real de dominio individual sobre las parcelas privativas destinadas a sector residencial con la existencia de una entidad jurídica conformada por los propietarios en calidad de accionistas, quien resulta ser la titular del dominio de las partes de uso común destinadas a esparcimiento,
recreación y servicios. Apelaron ambas partes. La Cámara rechazó en su totalidad el recurso deducido por la demandada.
1. Sea que se lo considere como un barrio cerrado o un club de campo o un emprendimiento urbanístico, lo cierto y concreto es que la totalidad de los propietarios de las parcelas individuales que junto con los espacios comunes son socios de una persona jurídica cuyo objeto social originalmente lo fue “proporcionar a sus asociados un lugar apropiado para toda clase de deportes, especialmente tenis, actividades hípicas, gimnasia y otras afines, construir un centro de esparcimiento cultural y social y la prestación de servicios generales a la comunidad del barrio”. CNCom. -Sala C-, 19/10/2010, “Chacras del Molino S.A. c/ Villalba, Gloria s/ Ordinario”.(Actualidad Jurídica)



Dra. María Alejandra Pasquet
Secretaria Académica FD y CsPs
Delegada Superior
Sede Regional Rosario
Universidad Abierta Interamericana

No hay comentarios.: