jueves, 23 de abril de 2009

Historia de los derechos reales

Concepto de derecho real
En Roma la distinción entre derechos reales y derechos de obligación surge a partir de la contraposición de actiones in rem y actiones in personam.
Las actiones in personam se dirige contra una persona que es el deudor y se pretende de ella que de algo, haga algo o responda por algo. Las actiones in rem se dirige a una cosa y se pueden distinguir los derechos reales y los derechos de obligaciones desde distintos aspectos:
a) Punto de vista de los sujetos. En los derechos de obligación existen dos sujetos:
- Activo. Acreedor.
- Pasivo. Deudor.
En los derechos reales existe sólo un sujeto activo de entrada que es el titular de derecho real. En estos derechos el sujeto pasivo es indeterminado y universal.
b) Por el objeto. En el derecho real el objeto se reconoce de forma inmediata mientras que en los derechos de obligaciones el objeto es inmaterial que es la actuación del deudor. Los derechos reales están protegido con actiones in rem y los derechos de obligación están protegidos por actiones in personam.
c) Duración. Los derechos de obligación tienden a extinguirse mientras que los derechos reales tienden a perdurar en el tiempo.
Concepto de propiedad y sus tipos
La propiedad experimentó en Roma una evolución con el paso del tiempo tuvo diferentes características según la época.
En época inicial en Roma la propiedad era el señorío jurídico o potencialmente pleno sobre una cosa. Cuando se dice señorío jurídico no se dice en el sentido de quien es protegido por el derecho sino en el sentido de que es un poder ideal porque se puede prescindir de la relación de hecho con la cosa y potencialmente efectivo alude al hecho de que a veces el propietario puede tener restringidas sus facultades hasta el punto de que puede estar privado del disfrute de la cosa o de su enajenación.
Hoy en día la propiedad es el derecho de disponer y disfrutar de una cosa aunque sea potencialmente.
Caracteres de la propiedad
a) Es absoluta o exclusiva. El propietario tiene el más amplio poder sobre la cosa hasta el punto de que puede llegar a destruirla. Ese poder absoluto que tenía el propietario implicaba ausencia de límites pero con el tiempo se fueron estableciendo limitaciones.
b) Es absorbente. Absorbe todo lo que se encuentra en ella.

c) Tenía límites sagrados. Se establecían mediante una ceremonia que se llamaba limitati y esos límites eran un espacio libre alrededor de los fundos que se llamaba iter militaris en terreno rústico y ambitus en terreno urbano. Por ello, los territorios que no estaban limitados no eran propiedad privada sino ager publicus.
d) La propiedad era inmune. No pagaba impuestos. Helecho de establecerse un impuesto sobre el fundo cancelaba el derecho de propiedad.
e) Era perpetua. No se puede construir un derecho de propiedad con un límite temporal.
f) Era limitada. Abarcaba hacia arriba y hacia abajo sin ninguna traba.

Tipos de propiedad
Dominium ex iure quiritium
Era el reconocido por el ius civile. Es la forma de propiedad que tenían los ciudadanos romanos. Tenía una serie de características:
- El sujeto tenía que se ciudadano romano o latino con ius comercii.
- El objeto fuera mueble o inmueble tenía que estar situado en suelo itálico.
- Para la adquisición de este tipo de propiedad había que reunir varios requisitos. El trasnmitente tiene que ser domine ex iure quriitium y la transmisión tiene que hacer unas formalidades establecidas en el ius civile. Si se trata de res mancipii tiene que trasmitirse por medio de la mancipatio o in iure cessio. Si se trata res nec mancipii se puede transmitir por medio de traditio.
Propiedad pretoria o bonitaria
Cuando una res mancipii no era transmitida con las formalidades establecidas, el adquirente no se convertía en domine ex iure quritium y el antiguo propietario podía reclamarla. Hacía falta que pasara uno o dos años para que se convirtiera en verdadero propietario por usucapión y para evitar que esos palazos el propietario reclamara, el pretor concedía al poseedor una excepción que era la excpetio rei venditae et traditae.
Hubo un pretor que se llamaba Publiciu fue un pretor que concedió una acción, la actio publicana, al poseedor que había perdido la posesión para reclamar la cosa frente al propietario como a terceros. Esa actio publiciana en realidad es una reivindicatio en cuya fórmula se finge que ha transcurrido el tiempo necesario para la usucapión.
Propiedad provincial
Es la posesión de los fundos provinciales que pertenecen al pueblo romano o al emperador por los particulares para su disfrute a cambio de un impuesto llamado tributum. Este tipo de propiedad poco a poco se fue equiparando al dominium ex iure quirtium.
Propiedad peregrina
Era la de los no ciudadanos y fue amparado por el pretor basándose en el ius gentium.
Defensa de la propiedad
Se hacia a través de la reivindicatio pero ésta se utilizaba contra los ataques a la propiedad con lesión total. En los ataques con lesión parcial caben otros medios de carácter civil que son acciones prohibitorias y negatorias. De carácter penal son la actio furti y la actio legis aquiliae. Cuando los daños se han producido por la vecindad está la actio aquae pluviae arcendae y la actio finium regundorum o la cautio danmi infecti.
Reivindicatio
Protege la propiedad en su contenido fundamental. Se puede planear cuando un tercero posee la cosa. En época clásica, el demandante sólo podía serlo el dominus ex iure quiritium que no era poseedor. En época justinianea podía ser demandante cualquier tipo de propietario.
El demandado era la persona que poseía el objeto. En época Justiniano podía ser demandado el simple detentador; el objeto de la reivindicatio es una cosa individualmente determinada, no se puede reivindicar elementos de cosas.
En cuanto a la forma de la reivindicatio en el procedimiento de legis actiones en la legis actio sacramento in rem entre el demandante y el demandado no existía diferencia de posición. En el procedimiento formulario, el demandante y el demandado se encuentran diferenciados; el poseedor n tiene que probar la propiedad. En época clásica la reivindicatio se realiza por dos procedimientos:
a) Per sponsinem. La propiedad de la cosa es objeto de una apuesta.
b) Per formulam pepitoriam. Consistía en un juicio entre los dos pretendientes de la propiedad. Ese juicio llevaba una fórmula preestablecida.
En el procedimiento extra-ordinem la condena tendía a la restitución de la cosa y se admitía la ejecución directa. En cuanto a la prueba de la reivindicatio en el procedimiento de legis actiones era obligación de las dos partes; en el procedimiento formulario, la prueba correspondía al demandante y muchas veces la prueba de la propiedad tenía dificultades cuando se había adquirido de forma derivativa y la solución para ello era la usucapio.
Con ello se produce el reconocimiento del derecho de propiedad que implica tres cosas:
- Devolución de la cosa.
- Restitución de los frutos.
- El resarcimiento de los gastos.
Acción negatoria
Es una acción real que se concede al propietario contra toda persona que pretenda tener sobre esa cosa un derecho de servidumbre predial o personal. Cuando se le concede esa acción el propietario se encuentra casi siempre en posesión de la cosa. Del demandante sólo tiene que proba el titulo que tiene sobre la cosa mientras que el demandado tiene que asumir la carga de todas las demás pruebas. Esta acción tiene varios efectos:
- La declaración judicial de que la cosa se encuentra libre de ese derecho que se pretende.
- Cese de toda acción perturbadora del derecho del propietario.
- La restitución de la cosa a su estado primitivo.
La acción negatoria sólo se concede en ciertos casos y el demandado tiene que prestar una fianza que es la cautio de no amplius turbando, se trata de asegurar que no volverá a molestar al propietario en la pacífica posesión de la cosa.
Acción prohibitoria
Va encaminada a obtener una prohibición judicial del ejercicio de un derecho de servidumbre sobre la cosa pretendido por un tercero.
Derecho canonico
De un derecho absoluto e ilimitado como lo era la propiedad y los demás derechos reales en Roma, hoy día se reconocen límites y restricciones al mismo, a tal punto de ser concebido como relativo y limitado.
Estas restricciones surgieron con la concepción de estado social de derecho que pregona una superioridad de los intereses sociales ante los individuales. Así la misma Iglesia Católica, mediante sus encíclicas pregona que la propiedad debe cumplir una función social

DERECHO GERMANO
Los derechos sobre las cosas (I) el derecho de propiedad y derecho de posesión
1. EL DERECHO DE PROPIEDAD
El derecho de propiedad es la facultad jurídica más fuerte que pueden ejercer los sujetos del derecho sobre las cosas u objetos del derecho reconocido por el Ordenamiento jurídico.
No hay un concepto unívoco sobre el derecho de propiedad, como tampoco en torno a la terminología que se ha utilizado, siendo las más usuales propiedad, dominio, señorío y potestad.
En Derecho romano existen tres formas de designarlo: mancipium (manu capere), dominium y proprietas.
Durante la época visigoda se utiliza la denominación de dominium o proprietas, prevaleciendo el primer concepto durante el Sistema jurídico medieval para volver los juristas de la Recepción del Derecho común a la teorización sobre el concepto, llegando alguno de los juristas hispanos a considerar que dominio era más extenso que propiedad, al abarcar el primero el dominio útil y el directo, frente a la propiedad que abarcaba solo el segundo (Gregorio López). Terminó considerándose conceptos equiparables, estando en la actualidad totalmente asumido el término propiedad.
Respecto a su contenido el derecho de propiedad ha experimentado una importante evolución a lo largo de la Historia, especialmente por las dos concepciones que el Derecho ha tenido sobre su concepto y su fundamento.
No siempre fue un concepto abstracto, por el contrario inicialmente las fuentes romanas sólo enumeran una serie de facultades que progresivamente se fueron ampliando (abarca tanto la tenencia, el uso y disfrute como la facultad de transmitir dichas cosas, para algunos ordenamientos, incluso la de destruir la cosa).
Frente a esta posición, en el Derecho germánico el derecho de propiedad (eigan) era un derecho esencialmente limitado, porque inicialmente solo se le reconocía la propiedad sobre inmuebles a los grupos, la propiedad colectiva, lo que pervivió incluso cuando dicho Derecho evolucionó donde la máxima facultad que se permitía era el pleno disfrute y aprovechamiento, no las facultades de disposición (Planitz).
A partir de estas dos concepciones, que resumen los principios romanos y los germanos, pueden diferenciarse dos grandes modos de entender el derecho de propiedad: los ordenamientos que consideran esencial el título, con independencia de su ejercicio (principio romano), frente a los que consideran fundamental el ejercicio del derecho (principio germano).
El Derecho romano no se define el concepto de propiedad, ni siquiera inicialmente era independiente de la misma cosa, por lo que se formulaba el apoderamiento sobre la cosa mediante una vindicatio. Posteriormente, ya en el Derecho clásico, se fueron diferenciando diferentes formas de propiedad frente a la posesión.
En el terreno provincial estas categorías no pueden aplicarse porque se contaminan de diferentes principios tanto procedentes del mundo prerromano como de consideraciones cristianas sobre la propiedad. Además paulatinamente se van difuminando las

TEORIAS
La concepción obligacionista o personalista y las concepciones unitarias consideran que del derecho real deriva un deber de abstención u obligación pasiva que se impone a todo el mundo (erga omnes). Se ha señalado que esta tesis no parece aceptable, dado que existen innumerables casos en los que no hay tal invasión y la actividad del titular se desarrolla pacíficamente. El derecho real no podría ser sólo una facultad o poder de exclusión, ya que llevaría a concluir que el derecho de propiedad sobre una cosa mueble no nacería hasta que un tercero la hurta o roba.
Una concepción intermedia establece dos elementos del derecho real:
• Un poder del sujeto sobre la cosa de contenido económico.
• Una relación del sujeto con terceros: garantía jurídica o formal.
Una última concepción señala que son derechos reales aquellos derechos subjetivos que atribuyen a su titular un poder inmediato sobre una cosa, y son ejercitable frente a terceros.
diferencias entre propiedad civil y propiedad peregrina o entre propiedad civil y propiedad provincial y cuando todos los terrenos son sometidos a tributo, asimismo desaparecen las diferentes formas de protección de cada tipo de propiedad. Esto lleva a la indiferenciación propia del vulgarismo jurídico que se manifestará en la utilización generalizada en las fuentes más tardías del término possessio para cualquier tipo de derecho sobre las cosas, por paulatina difuminación de los perfiles de propiedad y posesión, como hace la Constitución de Arcadio y Honorio a la Hispanias (incluida en el Codex Theodosiano, 4.22.5), en donde designará la facultad del propietario como dominio possessionis. Para resolver los problemas que se presentan en la práctica sobre la propiedad provincial, los gobernadores aplican soluciones basadas en el Derecho romano, mediante ficciones jurídicas, puesto que no se puede aplicar a peregrinos ni a latinos ni el Derecho romano ni la reivindicación romana (E. Levy, Pérez-Prendes).
En el Derecho visigodo aparece el elemento romano-vulgar, como el más característico, pero junto a él también elementos germánicos y canónicos.
- Se mantiene la vulgarización del Derecho romano, acentuándose en algunos casos como en los bienes fiscales romanos que pasaron a manos del fisco visigodo que los cede a particulares por diversas causas (tanto de naturaleza pública como privada), y que terminan por confundir totalmente ambas categorías. Se mantienen los principios romanos sobre la adquisición y disfrute de las cosas y modos de transmisión de la propiedad fundamentalmente recogidos en la Lex Romana Visigothorum.
- Se detecta la existencia de tierras en copropiedad o propiedades de uso colectivo, que en parte pueden proceder del tipo de reparto entre hispanoromanos y visigodos o, por influencia de los principios germanos, de propiedad familiar colectiva y de asociaciones comarcales.
- El elemento canónico se plasmará en la consolidación de la propiedad de la Iglesia como un...

CARACTERES
El ius ad rem
El ius ad rem históricamente fue un derecho que, sin llegar a atribuir un poder inmediato sobre la cosa, tampoco dejaban reducidos a meros efectos obligacionales los actos realizados. Se originó en el Derecho romano y se aplicaba en aquellos casos en que habiéndose adquirido una cosa, todavía no había sido entregada.
En la actualidad se entiende que es aquella titularidad que se atribuye a un sujeto en virtud de una ley, un contrato, un testamento, una resolución judicial, para obtener la posesión o utilidad económica de una cosa determinada que aún no tiene. Los supuestos más comunes son: la anotación preventiva y la doble venta.
El ius ad rem es mayoritariamente rechazado por la doctrina jurídica española.
Derechos reales in faciendo
Los derechos reales in faciendo son aquellos que confieren a su titular el derecho a obtener del sujeto pasivo una determinada conducta o prestación.
Respecto a su naturaleza jurídica, puede entenderse que son auténticos derechos reales, pues el contenido obligacional no tiene autonomía propia, sino que existe como consecuencia del mismo derecho real.
Se mencionan como supuestos de derechos reales in faciendo: a las servidumbres positivas y a los censos.
Obligaciones propter rem]
Las obligaciones propter rem son aquellas en que el obligado no está determinado sino por su relación con la cosa.
Son considerados una subespecie de la categoría ob rem, es decir, aquel derecho u obligación que tiene su origen en una cosa determinada, que se goza o que está gravado con él mientras se es titular de dicha cosa y precisamente por serlo.
Como ejemplo de titularidad ob rem se puede mencionar a la propiedad horizontal y como obligación propter rem la de contribuir a los gastos comunes.

No hay comentarios.: