martes, 13 de enero de 2009

Delitos contra la propiedad, cosa mueble registral (automovil, fallo 2006)

DELITOS CONTRA LA PROPIEDAD. APROPIACION ILICITA DE COSA PERDIDA. Automóvil. Errónea aplicación del artículo 175 inc. 1º del Código Penal. Concepto de “cosa perdida”. Art. 2457 del Código Civil. Cosa mueble objeto de una registración especial establecida por ley. Esperanzas ciertas de encontrar la cosa. Auto que ya se encontraba parcialmente desmantelado: circunstancia irrelevante a los fines de la tipificación. CAMBIO EN LA CALIFICACION LEGAL. HURTO SIMPLE

C. 20.601 - “Recurso de casación interpuesto por la Sra. Defensora Oficial del Departamento Judicial San Martín a favor de C. E. P. y J. D. B.” – TRIBUNAL DE CASACION PENAL DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES – Sala II – 12/10/2006

“En el Código Civil se distinguen claramente las cosas perdidas de aquellas que han sido sustraídas, en lo que parece relevante lo normado por el artículo 2457 de dicho Código en el sentido de que la posesión se pierde por la pérdida de la cosa sin esperanza probable de encontrarla.”

“En ese sentido, no puede entenderse que se hubiere perdido la posesión del vehículo para su dueño. El hecho que motivó la resolución en crisis se dio pocas horas después de que el automóvil hubiera sido sustraído a su dueño, y toda vez que el mismo no se trata de una cosa mueble común y corriente, pues resulta objeto de una registración especial establecida por ley, no puede concluirse que no hubieran esperanzas ciertas de encontrar la cosa. Por ello, el dominio y la posesión todavía se encontraba en cabeza de su dueño, independientemente de que la cosa hubiera sido objeto de un ilícito anterior al hecho aquí analizado.”

“En virtud de ello, no considero relevante la circunstancia dada por acreditada en la materialidad ilícita de la sentencia recurrida en el sentido de que el auto ya se encontraba parcialmente desmantelado, pues esa circunstancia a lo sumo resultaría indicativa de la intervención de otros autores que antecedieron a los aquí inculpados. En efecto, lo que puede tenerse por acreditado es que los encartados, en definitiva, se apoderaron de diversas piezas de un automóvil ajeno, que había sido recientemente sustraído.”

“Concluyo que se encuentran reunidos todos los elementos propios de la figura de hurto del artículo 162 del código de fondo. La fuerza en las cosas que caracteriza al robo no viene acreditada en el fallo recurrido, del que sólo se desprende que los autores se apropiaron y tomaron partes del automóvil, pero sin aludir a la fuerza en las cosas que, por otra parte, no se abastece necesariamente con la utilización de herramientas para desarmar las piezas del vehículo. Siendo así, también carece de relevancia tipificante de agravación la comisión en poblado y en banda.”



Texto completo VERSION PARA IMPRIMIR



En la ciudad de La Plata a los doce días del mes de octubre del año dos mil seis, reunidos en Acuerdo Ordinario, los Señores Jueces de la Sala Segunda del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, doctores Jorge Hugo Celesia y Carlos Alberto Mahiques, bajo la presidencia del primero de los nombrados para resolver el presente recurso de casación interpuesto por la Sra. Defensora Oficial del Departamento Judicial San Martín a favor de C. E. P. y J. D. B., en la presente causa nº 20.601 de trámite ante este Tribunal;;; practicado el sorteo de ley, resultó que en la votación debía observarse el orden siguiente: CELESIA – MAHIQUES.(Arts. 47 y 48, Ley 5827))

A N T E C E D E N T E S

Llegan los presentes autos a este Tribunal como consecuencia del recurso de casación interpuesto por el Sr. Agente Fiscal del Departamento Judicial Morón, Dr. Bernardo Gabriel Kiper, respecto del pronunciamiento recaído en la causa nro. 1366 del Tribunal Criminal Nro. 2 del mismo Departamento Judicial por la que se condenara, mediante trámite de juicio abreviado, a los imputados C. E. P. y J. D. B. a la pena de mil pesos de multa por resultar coautores penalmente responsables del delito de apropiación de cosa perdida, conforme lo normado por el art. 175 inc.1º del Código Penal.//-

Efectuadas las vistas correspondientes, y hallándose la causa en estado de dictar sentencia, este Tribunal decidió plantear y votar las siguientes:

C U E S T I O N E S

Primera: ¿Es admisible el recurso de casaciòn interpuesto?
Segunda: ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

A la primera cuestión planteada, el señor Juez doctor Celesia dijo:

I. Se presenta el Sr. Fiscal del Departamento Judicial Morón recurriendo la sentencia oportunamente dictada, mediante trámite de juicio abreviado, por el Tribunal Oral en lo Criminal Nro. 2 del mismo Departamento Judicial. Alega como motivo de casación la errónea aplicación de los artículos 167 inc. 2º y 175 inc. 1º del Código Penal.-

II. A fs. 52/53 efectúa su presentación la Sra. Defensora ante esta instancia, Dra. Ana Julia Biasotti. Manifiesta en ese acto que el recurso no debe ser atendido, toda vez que entiende que el recurso impetrado no () reúne los requisitos mínimos de autosuficiencia exigidos por el art. 451 del C.P.P.-

En efecto, aduce la Sra. Defensora que el recurrente ha señalado la norma que estimó mal aplicada, pero ha omitido señalar qué interpretación correspondería imprimírsele y que el recurso no se encuentra debidamente fundamentado, por lo que es insuficiente.-

En virtud de lo dicho, manifiesta que debe declararse inadmisible el recurso interpuesto por el Sr. Fiscal del Departamento Judicial Morón, y en consecuencia debe confirmarse la sentencia oportunamente dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Nro. 2 del mismo Departamento Judicial.-

III. Adelanto mi opinión en el sentido que el recurso impetrado resulta admisible.-

En efecto, se han observado los recaudos de tiempo y forma que regulan su interposición conforme lo previsto en el art. 451 del C.P.P., abasteciendo además los requisitos de impugnabilidad, tanto en el plano objetivo como subjetivo, pues se trata la resolución recurrida, por la que se condena al imputado, de una sentencia definitiva y el impugnante se encuentra legitimado en virtud del art. 401 del C.P.P.-

Ahora bien, en cuanto a su fundamentación y motivación, lo que viene cuestionado por la Defensa ante esta Instancia, debo decir que se han indicado los motivos de agravio, citando las disposiciones legales que se consideran infringidas y se ha expresado asimismo cual es la solución pretendida.-

No comparto entonces lo señalado por la Dra. Biasotti, toda vez que estimo que la motivación del presente recurso resulta clara y se han expresado suficientemente los motivos de la misma. Asimismo, el Sr. Fiscal ha señalado la aplicación que pretende y de dónde deriva la necesidad de suministrar la inteligencia de esa aplicación.-

Entiendo, por lo tanto, que el recurso interpuesto es formalmente admisible, debiendo el Tribunal expedirse sobre su fundabilidad y procedencia (Arts. 401 y 451 del C.P.P.).-
Así lo voto.-

A la misma cuestión planteada, el señor Juez doctor Mahiques dijo:

Adhiero por sus fundamentos al voto de mi colega preopinante.-
Así lo voto.-

A la segunda cuestión planteada, el señor Juez doctor Celesia dijo.-

I.- Esgrime el Sr. Fiscal como motivo de casación la errónea aplicación del artículo 175 inc. 1º del Código Penal.-

En ese sentido aduce que el automóvil objeto del ilícito, no se trataba de una “cosa perdida” para su dueño, tal como se sostuvo en la sentencia en crisis, toda vez que entiende que, conforme la normativa civil, su dueño no había perdido todavía la posesión de él al existir aun esperanza de hallarlo.-

Sumado a ello, debe considerarse la particularidad de la res furtiva, toda vez que se trataba de un bien mueble registrable, el que había sido sustraído a menos de 24 horas del hecho bajo análisis. Así, alega que los automóviles no integran aquellas cosas que pueden ser objeto de apropiación como cosa perdida.-

En virtud de lo expuesto, solicita que se case la sentencia recurrida y se condene a los imputados a la pena de tres años de prisión con costas por haber sido coautores penalmente responsables del delito de robo agravado por su comisión en poblado y en banda, en los términos del art. 167 inc. 2º del C.P., y conforme fuera acordado oportunamente con la defensa y los imputados al pactar el trámite de juicio abreviado.-

II.- Descartados que fueron en la Cuestión Primera los argumentos defensistas en el sentido de por qué debía rechazarse el presente recurso, debo decir desde ahora que propongo se declare la procedencia parcial del mismo.-

El artículo 175 inc.1º, por el que el a quo resolvió condenar a los encausados, pena a quien encontrare perdida una cosa que no le pertenece y se apropiare de ella sin observar las prescripciones del Código Civil. En ese sentido, entiendo que el eje medular del tema radica en establecer si el automóvil en cuestión se trataba o no de una cosa perdida, toda vez que no aparece cuestionado en parte alguna del expediente que no le perteneciera a los imputados.-

Cuando la figura del artículo mentado se refiere a “cosa perdida” nos encontramos frente a un elemento normativo del tipo penal y para establecer el significado del término debemos recurrir al mismo ordenamiento jurídico, ya que se trata de un concepto técnico regulado por normas jurídicas positivas vigentes.-

En el Código Civil se distinguen claramente las cosas perdidas de aquellas que han sido sustraídas, en lo que parece relevante lo normado por el artículo 2457 de dicho Código en el sentido de que la posesión se pierde por la pérdida de la cosa sin esperanza probable de encontrarla.-

En ese sentido, no puede entenderse que se hubiere perdido la posesión del vehículo para su dueño. El hecho que motivó la resolución en crisis se dio pocas horas después de que el automóvil hubiera sido sustraído a su dueño, y toda vez que el mismo no se trata de una cosa mueble común y corriente, pues resulta objeto de una registración especial establecida por ley, no puede concluirse que no hubieran esperanzas ciertas de encontrar la cosa. Por ello, el dominio y la posesión todavía se encontraba en cabeza de su dueño, independientemente de que la cosa hubiera sido objeto de un ilícito anterior al hecho aquí analizado.-

Cabe señalar que, según el criterio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “Irigoyen” (JA, 1998-IV-538), los vehículos automotores no quedan comprendidos dentro de aquellas cosas que pueden ser susceptibles de la apropiación incriminada en el art. 175 inc. 1º del Código Penal.-

En virtud de ello, no considero relevante la circunstancia dada por acreditada en la materialidad ilícita de la sentencia recurrida en el sentido de que el auto ya se encontraba parcialmente desmantelado, pues esa circunstancia a lo sumo resultaría indicativa de la intervención de otros autores que antecedieron a los aquí inculpados. En efecto, lo que puede tenerse por acreditado es que los encartados, en definitiva, se apoderaron de diversas piezas de un automóvil ajeno, que había sido recientemente sustraído.-

Por lo dicho en el párrafo anterior concluyo que se encuentran reunidos todos los elementos propios de la figura de hurto del artículo 162 del código de fondo. La fuerza en las cosas que caracteriza al robo no viene acreditada en el fallo recurrido, del que sólo se desprende que los autores se apropiaron y tomaron partes del automóvil, pero sin aludir a la fuerza en las cosas que, por otra parte, no se abastece necesariamente con la utilización de herramientas para desarmar las piezas del vehículo. Siendo así, también carece de relevancia tipificante de agravación la comisión en poblado y en banda.-

En virtud de lo expuesto, sólo puedo acoger parcialmente el agravio traído por el Sr. Fiscal, propiciando el cambio de calificación hacia la figura de hurto simple prevista y normada por el artículo 162 del C.P. Asimismo, y como consecuencia de la modificación impetrada propongo el cambio de pena, lo que deviene como consecuencia lógica de ella. Así, conforme las circunstancias atenuantes y agravantes tenidas en cuenta por el Tribunal de mérito al momento de dictar sentencia, estimo conveniente la aplicación de la pena de tres meses de prisión, la que debe darse por compurgada con la prisión preventiva cumplida por los encartados y que surge del informe del actuario que antecede.-
Así lo voto.-

A la misma cuestión planteada, el señor Juez doctor Mahiques dijo:

Adhiero por sus fundamentos al voto de mi colega preopinante.-
Así lo voto.-

Con lo que terminó el acuerdo, dictándose la siguiente.-

S E N T E N C I A

Por lo expuesto en el acuerdo que antecede, la Sala II del Tribunal

R E S U E L V E:

I.- DECLARAR FORMALMENTE ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por el Sr. Fiscal del Departamento Judicial Morón, Dr. Bernardo Gabriel Kiper.-
II.- HACER LUGAR PARCIALMENTE AL RECURSO DE CASACIÓN INTERPUESTO, DECLARAR erróneamente aplicado el art. 175 inc. 1° del C.P. e inobservado el art. 162 del mismo cuerpo legal, y en consecuencia MODIFICAR la calificación legal por la de hurto simple y la pena a imponer que, de conformidad con las circunstancias atenuantes y agravantes valoradas en el fallo, se modifica respecto de C. E. P. y J. D. B., para cada uno, en TRES MESES DE PRISIÓN, CON COSTAS, pena que se da por compurgada en virtud de la prisión preventiva cumplida por los imputados (Art.210, 373, 399, 401, 448, y cctes. del C.P.P., 40, 41 y 162 del C.P.), por los fundamentos expuestos al tratar la cuestión segunda, SIN COSTAS EN ESTA INSTANCIA (Art.448 –a contrario-, 530, 531 y ccdtes del Código Procesal Penal).-

Regístrese, notifíquese y devuélvase el presente a la instancia de origen.//-

Fdo.: JORGE HUGO CELESIA – CARLOS ALBERTO MAHIQUES

Ante mi: Gonzalo Santillán

No hay comentarios.: