jueves, 15 de septiembre de 2016

Doctrina sobre el derecho real de habitación

Importante, modificación del CCYC

MODIFICACION AL CCC!!!
Se promulgó
Ley 27271 que modifica los artículos 2189 y 2210 
ARTÍCULO 23. — Reemplácese el texto del artículo 2189 del Código Civil y Comercial de la Nación por el siguiente:
Especialidad en cuanto al crédito: En la constitución de los derechos reales de garantía debe individualizarse el crédito garantizado, indicándose los sujetos, el objeto y la causa.
El monto de la garantía debe estimarse en dinero y puede no coincidir con el monto del capital del crédito.
Se considera satisfecho el principio de especialidad en cuanto al crédito si la garantía se constituye en seguridad de créditos indeterminados, sea que su causa exista al tiempo de su constitución o posteriormente, siempre que el instrumento contenga la indicación del monto máximo garantizado en todo concepto, de que la garantía que se constituye es de máximo, y del plazo a que se sujeta, el que no puede exceder de diez (10) años. La garantía subsiste no obstante el vencimiento del plazo en seguridad de los créditos nacidos durante su vigencia.
ARTÍCULO 24. — Reemplácese el texto del artículo 2210 del Código Civil y Comercial de la Nación por el siguiente:
Duración de la inscripción: Los efectos del registro de la hipoteca se conservan por el término de treinta y cinco (35) años, si antes no se renueva.

Ley 27271

“CASA DE AHORRO”
Ley 27271
Sistema para el Fomento de la Inversión en Vivienda.
El Senado y Cámara de Diputados
de la Nación Argentina
reunidos en Congreso, etc.
sancionan con fuerza de
Ley:
Sistema de Ahorro para el Fomento de la Inversión en Vivienda
“CASA DE AHORRO”
CAPÍTULO I
De la creación de la UVI
ARTÍCULO 1° — Créanse instrumentos de ahorro, préstamo e inversión denominados en Unidades
de Vivienda (UVIs), cuya principal función será la de captar el ahorro de personas físicas
y jurídicas, o de titularidad del sector público, y destinarlo a la financiación de largo plazo en la
adquisición, construcción y/o ampliación de viviendas en la República Argentina.
Los objetivos generales de dichos instrumentos son:
a) Estimular el ahorro en moneda nacional de largo plazo;
b) Disminuir el déficit habitacional estructural;
c) Promover el crecimiento económico y el empleo a través de la inversión en viviendas.
ARTÍCULO 2° — Los instrumentos denominados en UVIs serán los siguientes:
a) Depósitos en caja de ahorro UVIs, con una periodicidad de disponibilidad desde noventa (90)
días y hasta ciento ochenta (180) días desde la fecha de la imposición, conforme se pacte entre
las partes;
b) Certificados de depósito a plazo fijo, nominativo (intransferible/transferible) de Unidades de
Vivienda UVIs por un plazo mínimo de ciento ochenta (180) días;
c) Préstamos Hipotecarios;
d) Títulos valores UVIs, con o sin oferta pública, por plazos no inferiores a dos (2) años.
Los instrumentos denominados en UVIs que se puedan crear a futuro les serán aplicables las
disposiciones de la presente ley, todo ello sin perjuicio de la aplicación de las normas complementarias
de prevención del lavado de activos y del financiamiento al terrorismo.
ARTÍCULO 3° — En cualquiera de los instrumentos UVIs, el monto de la imposición como el valor
nominal total de los títulos valores, como las operaciones de financiación para la vivienda, sólo
podrán captarse y liquidarse, desembolsarse y cancelarse, suscribirse y rescatarse respectivamente,
en pesos.
ARTÍCULO 4° — Dispónse la gratuidad de las cuentas en entidades financieras de titularidad
de personas físicas por los depósitos en caja de ahorro UVIs no pudiéndose cobrar gastos de
mantenimiento ni comisiones.
ARTÍCULO 5° — El capital de los instrumentos creados o a crearse de acuerdo a lo dispuesto en
el artículo 2°, se expresarán en UVIs.
CAPÍTULO II
De las condiciones generales de los instrumentos denominados en UVI
ARTÍCULO 6° — El valor inicial en pesos de la UVI será determinado por el Banco Central de la
República Argentina, utilizando como referencia la milésima parte del valor promedio del metro
cuadrado construido con destino a vivienda en la República Argentina, de forma tal que 1.000
UVIs serán equivalentes a un metro cuadrado (1.000 UVIs = 1 metro cuadrado).
cierre de cada período fiscal, en forma similar a los demás tipos de préstamos hipotecarios para
vivienda familiar única y permanente conforme la ley sobre los Bienes Personales. Los fideicomisos
financieros que sean creados en el marco de la presente ley se encontrarán exentos del
Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios, y los préstamos hipotecarios que se encuentren
dentro de su patrimonio fiduciario gozarán de la exención de la base imponible del Impuesto al
Valor Agregado.
El valor del UVI será actualizado mensualmente a través del índice del costo de la construcción
para el Gran Buenos Aires que publica el INDEC para vivienda unifamiliar modelo 6. El Banco
Central de la República Argentina publicará periódicamente el valor diario en pesos de la UVI.
El importe de capital a percibirse por las imposiciones, a su fecha de vencimiento será el equivalente
en pesos de la cantidad de UVIs depositadas, calculado según el valor de la UVI a esa fecha.
Las amortizaciones de capital de todos los instrumentos denominados en UVIs se realizarán en
pesos por el equivalente del valor de la cantidad de UVIs correspondientes a la fecha de hacerse
efectivo el pago.
Los instrumentos denominados en UVIs podrán llevar intereses a una tasa fija o variable, pagadera
en períodos o al vencimiento, según sea pactada libremente entre las partes o se estipule
en el prospecto de emisión de títulos valores, según corresponda. Los intereses correspondientes
se computarán y se liquidarán en pesos, calculados sobre las UVIs representativas del total
del capital adeudado a la fecha de realizarse el pago de los intereses.
ARTÍCULO 7° — Las entidades financieras deberán dar a los tomadores de préstamos para la vivienda
UVIs la opción de extender el número de cuotas originalmente previstas cuando el importe
de la cuota a pagar supere en un diez por ciento (10%) el valor de la cuota que hubiere resultado de
haberse aplicado a ese préstamo un ajuste de capital por el Coeficiente de Variación de Salarios
(CVS), desde su desembolso. Ante la solicitud expresa del ejercicio de la opción, la entidad financiera
deberá extender el plazo originalmente previsto para el préstamo, observando que en dicha
extensión de plazos, la cuota no supere el treinta por ciento (30%) de los ingresos computables.
ARTÍCULO 8° — La autoridad de aplicación del presente capítulo de la ley será designada conforme
lo dispuesto en el Digesto Jurídico Argentino, conforme el ámbito de competencia que
corresponda, en virtud de lo cual podrá realizar todos los actos o gestiones conducentes para
facilitar la operatoria propuesta, sin perjuicio de las facultades de competencia en materia de
oferta pública de títulos valores que le corresponde a los respectivos organismos de contralor
conforme lo dispuesto por el artículo 1691 del Código Civil y Comercial de la Nación. A tal efecto
determinarán los términos y las condiciones particulares de cada uno de los instrumentos enumerados
conformes sus respectivas facultades de incumbencia y según las disposiciones en la
materia, dispuestas en el Código Civil y Comercial de la Nación (ley 26.994, sus modificatorias
y normas complementarias).
ARTÍCULO 9° — Los depósitos en cuentas de ahorro, a plazo fijo y los títulos valores en UVIs
quedan exentos del Impuesto sobre los Bienes Personales; las rentas percibidas por diferencia
de cotización o valuación de los depósitos en caja de ahorro o plazos fijos UVIs, como las rentas
percibidas por intereses en dichas imposiciones en UVIs quedan eximidos del Impuesto a las
Ganancias cuando se trate de personas físicas.
CAPÍTULO III
De los Fideicomisos Financieros para Préstamos Hipotecarios
ARTÍCULO 10. — Autorícese al Poder Ejecutivo nacional, por sí o por intermedio de quien designe
expresamente al efecto, a la creación de fideicomisos financieros, en los términos del artículo
1690 del Código Civil y Comercial de la Nación, cuya finalidad principal consistirá en garantizar
el ahorro argentino de largo plazo con el objeto de financiar, principalmente, el acceso a la vivienda
nueva, única y familiar en todo el territorio nacional.
Dichos fideicomisos financieros estarán destinados a la obtención de fondos, a través de aportes
de los fiduciantes, o por cesión de carteras de préstamos hipotecarios UVIs, o por la emisión
y la colocación de los títulos representativos de deuda, de acuerdo a la capacidad de los bienes
fideicomitidos, con la única finalidad de otorgar préstamos hipotecarios UVIs.
Las líneas de préstamos hipotecarios que se ofrezcan a través del o los fideicomisos que se
pongan en funcionamiento deberán contemplar beneficios especiales a personas físicas para la
adquisición, construcción y/o ampliación de viviendas familiares.
Los beneficios podrán consistir en subsidios de una porción del capital, de tasa o de gastos
relacionados con la operatoria, fundamentalmente en aquellas personas físicas que pretendan
acceder a una vivienda única.
Las características de las líneas de préstamos hipotecarios UVIs y los beneficios a implementarse
serán coordinados y definidos por el Poder Ejecutivo nacional, con la colaboración de los
organismos estatales, provinciales y municipales vinculados a la política de vivienda, con la
finalidad de que se propenda al acceso a la vivienda a todas las familias del país, atendiendo a
las características del mercado de la vivienda de cada provincia.
ARTÍCULO 11. — Para el cumplimiento de los objetivos perseguidos por la presente ley y en el
marco de la operatoria propuesta se autoriza al Poder Ejecutivo nacional a:
a) Destinar, como fiduciante, una partida presupuestaria para el presente año, a fin de realizar
un aporte al o a los fideicomisos financieros, para otorgar los préstamos hipotecarios UVIs con
los beneficios enumerados en el artículo anterior. A tales efectos autorícese al Poder Ejecutivo
nacional a realizar todas las desafectaciones presupuestarias que se requieren en el presente
presupuesto de gastos y cálculos de recursos del año 2016;
b) Todos los años a través de la ley de presupuesto se establecerán los montos de las asignaciones
presupuestarias, de requerir nuevos aportes (o, por ley específica, aportes extraordinarios)
el o los fideicomisos financieros, a efectos de garantizar la continuidad de la operatoria, que
modifique la carencia estructural de viviendas en el país.
ARTÍCULO 12. — El Poder Ejecutivo nacional, a través de la Secretaría de Finanzas del Ministerio
de Hacienda y Finanzas Públicas, podrá contratar directamente con Nación Fideicomisos S.A.,
para que actúe en carácter de fiduciario de dichos fideicomisos financieros, que se constituirán
de acuerdo a los principios de la presente ley, a los términos y condiciones que establezcan las
disposiciones del Código Civil y Comercial de la Nación y más las disposiciones en la materia
de los distintos órganos de control en materia de oferta pública, siempre y cuando el costo de
administración del fideicomiso no supere los valores de mercado.
ARTÍCULO 13. — La manda fiduciaria del fideicomiso financiero consistirá en:
a) Estructurar el o los fideicomisos financieros conjuntamente con las entidades públicas y privadas
que actúen como fiduciantes y emitir títulos valores denominados en UVIs con el respaldo
de las hipotecas que otorgue el fideicomiso, o le sean cedidas por las entidades financieras;
b) Verificar que las hipotecas que se otorguen o que les fuesen cedidas tengan una buena calificación
crediticia;
c) Asegurar que los créditos otorgados mejoren significativamente las condiciones de la oferta
de créditos hipotecarios para la adquisición, construcción y/o ampliación de viviendas y permitan
el acceso al universo de personas físicas que no acceden a las líneas, que, para préstamos
hipotecarios UVIs, ofrezcan las entidades financieras; a tal efecto deberá asegurar la participación
como receptoras de los créditos hipotecarios a familias que no posean vivienda propia
y cuenten con capacidad de pago (ingresos mensuales comprobables) para hacer frente a las
cuotas del crédito, con los beneficios que faciliten su acceso;
d) Captar fondos de ahorro privado y/o público para la suscripción de títulos valores emitidos por
los fideicomisos financieros y denominados en UVIs;
e) Cumplir todas las normativas que sobre oferta pública de títulos valores se encuentren vigentes;
f) Preservar a través de inversiones de bajo riesgo y diversificadas, el valor de los fondos captados
que no hayan sido colocados en créditos hipotecarios;
g) Proveer la posibilidad de que los créditos hipotecarios otorgados incluyan un seguro que
ofrezca a los prestatarios una espera de seis (6) meses en el pago de las cuotas en caso de
desempleo;
h) Realizar los actos útiles y necesarios tendientes al cumplimiento de la manda fiduciaria principal
y al fiel cumplimiento de los objetivos previstos en la presente ley;
i) Dar a los tomadores de préstamos para la vivienda UVIs la opción de extender el número de
cuotas originalmente previstas cuando el importe de la cuota a pagar supere en un diez por ciento
(10%) el valor de la cuota que hubiere resultado de haberse aplicado a ese préstamo un ajuste
de capital por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), desde su desembolso.
Ante la solicitud expresa del ejercicio de la opción se deberá extender en hasta el veinticinco por
ciento (25%) el plazo originalmente previsto para el préstamo;
j) Propender a que la extensión de los créditos hipotecarios que se otorguen alcancen los treinta
y cinco (35) años, respecto del plazo de cumplimiento.
ARTÍCULO 14. — Autorícese al Poder Ejecutivo nacional, por sí o por intermedio de quien designe
expresamente al efecto, a:
a) Realizar análisis y estudios técnicos;
b) Suscribir convenios de colaboración con distintas entidades públicas y/o privadas a efectos
de llevar adelante la operatoria establecida en el presente Capítulo;
c) Determinar criterios de selección y asignación de fondos para ser aportados a los fideicomisos
financieros;
d) Determinar criterios de selección y otorgamiento de préstamos hipotecarios por los fideicomisos
financieros;
e) Constituir comités técnicos de seguimiento;
f) Realizar todos los actos o gestiones que considere convenientes y conducentes a la instrumentación
y funcionamiento de los fideicomisos financieros.
CAPÍTULO IV
De la emisión de Bono del Tesoro denominado en UVI
ARTÍCULO 15. — Autorízase al Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas a emitir un Bono
Metro Cuadrado Argentino, en el marco de la ley 27.198 para el endeudamiento autorizado del
presente ejercicio presupuestario, el cual estará denominado en UVIs y comprenderá los demás
términos y condiciones financieras que se determinen al momento de su emisión, por un monto
equivalente de hasta pesos cincuenta mil millones ($ 50.000.000.000).
El resultado de la colocación del presente bono financiará la partida del aporte al o los fideicomisos
financieros que se organicen para el otorgamiento de los préstamos hipotecarios del
artículo 11, inciso a).
CAPÍTULO V
Disposiciones Generales
ARTÍCULO 16. — El Poder Ejecutivo nacional, a través de las áreas pertinentes, deberá promover
la cultura del ahorro a largo plazo en moneda nacional que propone el presente proyecto
de ley, dentro de la política educativa desde los niveles iniciales y con campañas de publicidad
oficial.
ARTÍCULO 17. — Autorízase a la Jefatura de Gabinete de Ministros a realizar las desafectaciones
presupuestarias necesarias en el Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos Año 2016, para
concretar el aporte del inciso a) del artículo 11 y la obtención de la fuente de financiamiento del
artículo 15.
ARTÍCULO 18. — Se invita a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir a
la presente ley, fomentando el sistema a través de beneficios, exenciones o incentivos impositivos
como a participar como fiduciantes a través de inversiones asignadas en sus respectivos
presupuestos.
ARTÍCULO 19. — El Poder Ejecutivo nacional designará dentro de sus áreas, la autoridad de
aplicación para el cumplimiento de los Capítulos III y IV de la presente ley.
ARTÍCULO 20. — Anualmente la autoridad de aplicación deberá remitir un informe pormenorizado
respecto de la marcha de la operatoria establecida en la presente ley, a las Comisiones
de Obras Públicas y Finanzas de la Cámara de Diputados de la Nación y a las Comisiones de
Infraestructura, Vivienda y Transporte y de Presupuesto y Hacienda del Senado de la Nación.
CAPÍTULO VI
Adecuaciones normativas
ARTÍCULO 21. — Las disposiciones de la presente ley se encuentran exceptuadas de lo dispuesto
en los artículos 7° y 10 de la ley 23.928 y sus modificatorias, y de lo establecido en el
artículo 766 del Código Civil y Comercial de la Nación.
ARTÍCULO 22. — Si se tratare de hipotecas a constituirse para garantizar obligaciones en la
presente ley, el requisito de especialidad en cuanto al crédito se considerará cumplido, individualizando
el crédito garantizado e indicándose los sujetos, el objeto del crédito y la causa.
Los Registros de la Propiedad Inmueble inscribirán los gravámenes, dejando constancia que
los importes cubiertos por la garantía se encuentran sujetos a la cláusula de actualización del
artículo 6°, recaudos que deberán contener las certificaciones que al respecto se expidan por
los indicados registros.
Las hipotecas celebradas con arreglo a lo determinado en la presente ley, cumplida la inscripción
en el Registro respectivo de conformidad a lo dispuesto en el artículo 2210 del Código Civil
y Comercial de la Nación, tendrán efectos contra terceros interesados y de buena fe, no sólo por
la cantidad cierta inicial de la deuda, sino por la que corresponda adicionar como consecuencia
de la cláusula prevista en el artículo 6°, con más los intereses que se adeudaren, y los daños y
costas posteriores que provoque el incumplimiento.
Se considera título que trae aparejada ejecución, siguiéndose para su cobro los trámites que
para el juicio ejecutivo establezcan las leyes de procedimiento del lugar donde se ejercite la acción,
a la constancia de saldo deudor a la fecha de la mora en el cumplimiento de la obligación,
conjuntamente con el título en que se hubiese instrumentado la obligación originaria.
En caso de procederse ejecutivamente al cobro del crédito, la ejecución deberá promoverse por
la suma que, en definitiva, arroje su importe como consecuencia de la aplicación de la cláusula
de actualización a la fecha de iniciación, sin perjuicio de la ampliación al día del pago.
ARTÍCULO 23. — Reemplácese el texto del artículo 2189 del Código Civil y Comercial de la
Nación por el siguiente:
Especialidad en cuanto al crédito: En la constitución de los derechos reales de garantía debe
individualizarse el crédito garantizado, indicándose los sujetos, el objeto y la causa.
El monto de la garantía debe estimarse en dinero y puede no coincidir con el monto del capital
del crédito.
Se considera satisfecho el principio de especialidad en cuanto al crédito si la garantía se constituye
en seguridad de créditos indeterminados, sea que su causa exista al tiempo de su constitución
o posteriormente, siempre que el instrumento contenga la indicación del monto máximo
garantizado en todo concepto, de que la garantía que se constituye es de máximo, y del plazo
a que se sujeta, el que no puede exceder de diez (10) años. La garantía subsiste no obstante el
vencimiento del plazo en seguridad de los créditos nacidos durante su vigencia.
ARTÍCULO 24. — Reemplácese el texto del artículo 2210 del Código Civil y Comercial de la
Nación por el siguiente:
Duración de la inscripción: Los efectos del registro de la hipoteca se conservan por el término
de treinta y cinco (35) años, si antes no se renueva.
ARTÍCULO 25. — La presente ley entrará en vigencia desde su publicación en el Boletín Oficial y
deberá ser reglamentada e instrumentada dentro del plazo de los noventa (90) días posteriores.
ARTÍCULO 26. — Comuníquese al Poder Ejecutivo nacional.
DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, AL PRIMER
DÍA DEL MES DE SETIEMBRE DEL AÑO DOS MIL DIECISÉIS.
— REGISTRADO BAJO EL N° 27271 —
MARTA G. MICHETTI. — EMILIO MONZÓ. — EUGENIO INCHAUSTI. — JUAN P. TUNESSI.
#F5179267F

martes, 23 de agosto de 2016

Rechazo de fuero de atracción en un sucesorio al pedido de usucapión de inmueble parte del sucesorio por uno de los herederos

Rechazo de fuero de atracción en un sucesorio al pedido de usucapión de inmueble parte del sucesorio por uno de los herederos
Poder Judicial de la Nación
CAMARA CIVIL - SALA G
78529/2015
A., J. c/ K. DE T., E. Y OTROS s/PRESCRIPCION ADQUISITIVA
RELACION NRO. 78529/2015/CA1
Buenos Aires, de agosto de 2016.- LP
VISTOS Y CONSIDERANDO:
I.- Contra la decisión de fs. 1449 mediante la cual la
Sra. Juez “a quo” dispone no aceptar la radicación de los presentes
actuados, se alza el Fiscal de grado a fs. 1449 vta.
Para así decidir ponderó que por tratarse de una
demanda cuyo objeto radica en obtener la usucapión de un
inmueble de propiedad de la causante, cuya sucesión tramita ante
su juzgado, se encuentra excluida del fuero de atracción por
asimilarse su naturaleza a una acción real y por lo tanto, no prevista
dentro de los supuestos contemplados en el art. 2336 del Código
Civil y Comercial de la Nación.
II.- A fs. 1454/1455 luce el dictamen del Ministerio
Público ante esta alzada, quien propicia la revocatoria de dicho
pronunciamiento al entender que el art. 2336 de la nueva ley de
fondo tiene por finalidad sustanciar ante un mismo magistrado –el
del juicio sucesorio- todas aquellas acciones vinculadas a la masa
hereditaria, a efectos de lograr su correcta trasmisión.
Al respecto, cuadra recordar que en el Código de Vélez
la acción sobre prescripción adquisitiva, que recae sobre un bien
integrante del acervo hereditario, no se encontraba alcanzada por
el fuero de atracción previsto en el art. 3284, inc. 4°.
Y se sostenía que si bien la demanda resulta vinculada
al proceso sucesorio, tal conexidad devienía irrelevante para el
cambio de radicación de los actuados al tribunal del sucesorio.
Por otro lado, no debe perderse de vista que la vinculación
instrumental entre los procesos encuentra solución en los
términos del art. 376 del Código Procesal (Sumario N°24264 de la
Base de Datos de la Secretaría de Documentación y
Jurisprudencia de la Cámara Civil, in re: “Reyes, Elba Catalina y
otro C/ Sucesión de Montoya Robles, María Isabel S/ Prescripción
Adquisitiva”, Trib. De Sup., del 17/09/14).
Este criterio ha sido mantenido por el Tribunal de
Superintendencia de esta Cámara que en fecha reciente sostuvo
que no se configura la conexidad apta para el desplazamiento de la
competencia de un proceso seguido por prescripción adquisitiva de
un inmueble, hacia el juzgado donde tramita el proceso sucesorio
del titular registral, ya que dicha acción no se encuentra prevista en
el art. 2336 del Código Civil y Comercial de la Nación. El sucesorio,
no ejerce fuero de atracción respecto de las acciones reales, por lo
que tratándose de una demanda destinada a obtener la usucapión
sobre un inmueble, no es atraída por la sucesión del titular del
dominio, porque la pretensión se asimila a las de naturaleza real (cf.
CNCiv. Trib. De Sup., in re: “Dzysiuk Olga c/ Fandiño Manuel s/
prescripción adquisitiva” Expte. Nro. 65.725/2015, del 20/04/2016;
“Bacigalupo, Jorge Alberto C/ Nicolosi, Norma Haydee S/
Prescripción Adquisitiva”, del 9/12/15).
Por tal motivo, se ha de confirmar el pronunciamiento
apelado.
Por lo expuesto y oído al Sr. Fiscal de Cámara, el
Tribunal RESUELVE: I.- Confirmar la decisión de fs. 1449. II.- Sin
costas de alzada en virtud de la naturaleza de la intervención del
Ministerio apelante (art. 68 del CPCC). III.- Regístrese y notifíquese
a las partes por Secretaría en sus respectivos domicilios
electrónicos (cf. ley 26685 y ac. 31/11 y 38/13 de la CSJN) y al
Fiscal de Cámara en su despacho. IV.- Oportunamente, cúmplase
con la acordada 24/13 de la CSJN y devuélvase a la instancia de
grado a quien se le encomienda girar las presentes actuaciones al
Centro de Informática Judicial a efectos de sortear un nuevo
Fecha de firma: 12/08/2016
Firmado por: CARLOS ALFREDO BELLUCCI, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: CARLOS CARRANZA CASARES, JUEZ DE CAMARA
#27676531#159042694#20160812114130552

CAMARA CIVIL - SALA G
juzgado que conocerá en los presentes actuados. V.- La vocalía nro.
20 no interviene por encontrarse vacante (art. 109 del RJN).-

miércoles, 17 de agosto de 2016

SANCIONES EN PROPIEDAD HORIZONTAL POR FALTA DE PAGO EXPENSAS

Se atrasó en pagos y no lo dejaban entrar en auto al barrio
La Justicia neuquina le puso un freno a cierta desmesura en la política autárquica de los barrios privados. Le ordenó a un barrio cerrado que garantice la libre circulación de un vecino, al que -por obra y gracia de un castigo- sólo le permitían ingresar a pie.
Es cierto que la medida ya había cesado, pero la causa había seguido adelante y acaba de arrojar novedades.
La controversia se dio en el coqueto Comahue Golf Club de esta ciudad; y el caso se conoció hace apenas unos días, cuando la Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones obligó a los administradores a “cesar en los actos turbatorios, permitiendo sin ningún tipo de restricciones o limitaciones, el ingreso y egreso del actor y su grupo familiar y afines, bajo cualquier tipo y forma de movilidad al inmueble”.
Así, los doctores Patricia Clerici y Federico Gigena Basombrio confirmaron el fallo de primera instancia; y dijeron que la prohibición del acceso con vehículos “constituye una turbación a la tenencia del actor sobre” su propia casa. Por si es necesario aclararlo, turbación viene de turbar, que significa “alterar o interrumpir el estado o curso natural de algo” (según la Real Academia Española).
Al parecer, el consorcio castigó a su propio vecino porque se había atrasado en sus obligaciones, cosa que a cualquiera le puede ocurrir. Pero éste fue a la Justicia y los magistrados le dieron la razón, en virtud de que “siendo el acceso al club y sus calles internas bienes comunes de uso imprescindible para el goce de la unidad privativa, no puede afectarse el libre uso de los primeros sin comprometer, al mismo tiempo, el libre uso de la unidad funcional”.
“Si bien es cierto que la primera regla de la buena convivencia en este tipo de barrios es que cada uno asuma el pago de los gastos de mantenimiento del lugar y de los servicios que se prestan (…) el eventual incumplimiento de estas obligaciones no da derecho al consorcio de propietarios a adoptar cualquier medida para obtener la prestación debida por el moroso, sino que existen vías legales aptas para lograr tal cometido; en autos, tanto la escrituración de la unidad funcional, como el cobro de las expensas y cuotas sociales que se adeudarían”, dice el fallo que el Tribunal de alzada dictó el 26 de julio.
En su resolución, los jueces indicaron que  la prohibición de uso de los espacios recreativos” debe quedar “librada a la decisión de la asamblea de copropietarios”. Pero también advirtieron que “en un estado democrático de derecho no se puede permitir el uso de vías de hecho para dirimir los conflictos entre los ciudadanos, sino que se debe acudir a los tribunales de justicia”.
Así, el consorcio del barrio cerrado no sólo resultó perdidoso, sino que también tendrá que afrontar las costas del proceso judicial.

http://www.diariamenteneuquen.com.ar/V3.0/2016/07/31/se-atraso-en-pagos-y-no-lo-dejaban-entrar-en-auto-al-barrio/